• Inicio
  • SITGES
  • ¿Cuánto sabes sobre el Festival de Cine de Sitges?
Festival de Cine de Sitges

Si quieres pasarlo de miedo en el cine, este es tu festival. Popular, divertido, cultural y extravagante a partes iguales… El Festival de Cine Fantástico de Sitges rompe todos los moldes y llena las calles de esta población costera de zombis y estrellas de Hollywood, ¿por qué elegir?


Con más de 200.000 visitantes anuales en 2016, es un festival consolidado. Sin embargo, a menudo sus espectadores desconocen la extensa historia de este certamen… Y tú, ¿cuánto sabes sobre el Festival de Cine de Sitges?

 

El primer festival de cine fantástico del mundo.

Debutó en 1968 y, desde esa primera edición, se ha celebrado ininterrumpidamente todos los años durante más de medio siglo. ¡Eso sí es compromiso con el séptimo arte!

Pero no todo fue coser y cantar… En plena época franquista, el Ministro de Información y Turismo, Fraga Iribarne, tenía una gran desconfianza hacia el festival y se mostró reticente a otorgarle el permiso necesario. El régimen temía que este se tornara un arma política y, además, ya existía el Festival de San Sebastián… Finalmente la solución fue dar al Festival de Sitges una temática concreta, el cine fantástico, y aceptar el comité de censura de la dictadura que revisaba, y recortaba, todas las proyecciones antes de que vieran la luz.

primer festival

 

Meliès y Fritz Lang, entre las primeras proyecciones.  

Las primeras proyecciones del festival se produjeron el 28 se septiembre del año 1968. Concretamente, la película Aelita, del director ruso Yákov Protazánov, y cortos de Meliès, Fritz Lang y Terence Fisher.

primeras proyecciones

 

Un evento de origen turístico.

En los años 60 el Ayuntamiento de Sitges quería reactivar la temporada baja de la localidad, aprovechando el buen tiempo de la zona. Fue entonces cuando desde la Asociación de Cine Foto propusieron crear una muestra de cine.
Al principio, el festival era una muestra modesta, principalmente con proyecciones de escuelas de cine locales, pero invitaban a academias extranjeras para sumar presencia internacional. ¿Sabías que uno de los primeros trabajos de Roman Polanski participó en este festival?

turismo

 

Problemas para despegar… ¡por una mala carretera!

Durante sus primeros años el Festival de Cine de Sitges topó con un gran problema: sus espectadores no llegaban. La antigua carretera del Garraf, que unía Barcelona con Sitges, estaba plagada de curvas y más curvas. Por ello,  muchos de los asistentes renunciaban a visitar el festival, o bien llegaban tarde a las proyecciones… Así pues, el alcalde se apresuró en prometer una nueva carretera que, aunque dos décadas tarde, finalmente llegó.

¡Pero esto no es todo! Además de las fronteras físicas, los espectadores también encontraban fronteras lingüísticas en la pantalla. El festival ni traducía ni subtitulaba las películas extranjeras en cartel, por lo que gran parte del público local no podía entenderlas.

mala carretera Photo by Georg Nietsch on Unsplash.

 

Grandes nombres entre el jurado: nacionales e internacionales.

En cincuenta años la popularidad del festival ha ido creciendo y, con ella, la implicación de grandes nombres del cine. ¿Sabías que estos directores formaron parte del jurado?

A nivel nacional, Luís García Berlanga fue el presidente del jurado Internacional en 1972, Bigas Luna e Isabel Coixet fueron jurado del festival en 1985 y 1999 respectivamente, y Juan Antonio Bayona fue director del jurado del festival en 2011.

A nivel internacional, el productor, director y actor americano Tony Bill, ganador de un Premio Oscar por El Golpe, fue el presidente del jurado en 1983. También Wes Craven, uno de los grandes maestros del cine de terror y director de Pesadilla en Elm Street o Scream, fue jurado en 1985.

Jurado

 

Los voluntarios: una figura indispensable.

Los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 impulsaron la figura del voluntario para implicar a la población en el evento. Inspirados por su éxito, desde el Festival de Sitges replicaron este modelo para conseguir ayuda popular en temas de organización.

Los primeros voluntarios del año 1992, unas veinte personas, se encargaron de recibir al público e invitados en el auditorio. Desde entonces el fenómeno del voluntariado ha crecido, y actualmente participan 150 personas -con más de 300 solicitudes recibidas en cada edición.
Ahora, los voluntarios son los encargados de acomodar a los asistentes en sus butacas, del control de accesos a las salas y la vigilancia, de la limpieza, de atender a los acreditados en los puntos de información, de atender al público en general -en stands, exposiciones, presentaciones o conferencias-, de asistir a los medios de comunicación o de dar soporte al departamento de producción, entre otras gestiones.

voluntarios Photo by Perry Grone on Unsplash.

 

Culto al cine oriental.

¿Sabías que las películas Zatoichi, Oldboy y The Ring han ganado el Festival de Sitges? El cine asiático se ha convertido en uno de los grandes reclamos del festival. De hecho, su popularidad es tan grande que algunos estrenos mundiales de películas orientales de renombre se celebran en Sitges.

cine oriental Photo by Jase Bloor on Unsplash.

 

Distinguido con la Creu de Sant Jordi en 2017.

En su 50 aniversario, la Generalitat de Catalunya otorgó al Festival de Cinema Fantàstic de Catalunya la prestigiosa Creu de Sant Jordi. Este premio les fue concedido por su remarcable función, como primer festival de cine fantástico del mundo, pero también por ser el festival con más prestigios internacional y mayor eco mediático de Cataluña, además de ser uno de los más importantes de España.

Creu de Sant Jordi

 

Un festival con muy buenas cifras.

Los datos más recientes revelan que el Festival de Sitges goza de muy buena salud. Entre público, invitados y acreditados suma más de 200.000 visitantes por edición. Sólo en 2017 se vendieron 67.800 entradas y 1.000 packs y abonos.

En cuanto al cartel, en 2017 se proyectaron 230 películas, 85 cortos y 20 series  entre sesiones oficiales y sesiones gratuitas. Además, la organización y sus colaboradores preparan más de 65 actividades paralelas en Sitges: coloquios, clases, presentaciones, exposiciones, mercadillos, conciertos y la famosa Zombie Walk.

buenas cifras Photo by Krists Luhaers on Unsplash.

 

Zombie Walk: los zombis invaden Sitges.

El desfile de zombis por las calles de Sitges, celebrado por primera vez en 2008, se ha convertido en una de las actividades más populares del festival. Desde buena mañana, maquilladores profesionales se ponen a disposición de los asistentes más madrugadores para transformarlos en criaturas verdaderamente terroríficas. Estas sesiones de maquillaje, disponibles para unas 350 personas, generan larguísimas colas todos los años.

Ya por la tarde, cientos de personas vestidas de no muertos y muy bien maquilladas salen de la Ermita de San Sebastià para comenzar la famosa Zombie Walk. Al final del recorrido, les espera una noche de conciertos en la carpa Maratón Zombie.

Por último, si tanta caminata les hubiera despertado el hambre, los zombis pueden alimentar sus cerebros en las puertas abiertas nocturnas de algunos museos.

 

Entre sus películas hay verdaderos éxitos de taquilla.

Repasando las películas presentadas -y galardonadas- del festival, descubrimos que prácticamente cada clásico de terror, misterio o fantasía se ha proyectado en Sitges. Monstruos, muertes vigentes, criaturas demoníacas… ¡Ahí van algunos ejemplos recientes!

  • The exorcist -El exorcista- de William Friedkin en 1973. Su estreno en España.
  • The Rocky Horror Picture Show de Jim Sharman en 1975.
  • Akira de Katsuhiro Otomo en 1984.
  • Willow de Ron Howard en 1985.
  • Aliens de James Cameron en 1986.
  • The Fly -La Mosca- de David Cronenberg en 1986. Estrenada en Sitges.
  • Hellraiser de Clive Baker en 1987.
  • Abyss de James Cameron en 1988.
  • Reservoir Dogs de Quentin Tarantino en 1992. Premio al Mejor Guion y Dirección.
  • Pulp Fiction de Quentin Tarantino en 1996. Premio Máquina del Tiempo.
  • Gattaca de Andrew Niccol en 1997. Premio a la Mejor Película.
  • Cube de Vincenzo Natali en 1997. Premio a la Mejor Película.
  • Ringu -The Ring o El círculo- de Hideo Nakata en 1999. Premio a la Mejor Película.
  • Mulholland Drive de David Lynch en 2001.
  • The Bourne Identity -El Caso Bourne- de Doug Liman en 2002.
  • Kill Bill de Quentin Tarantino en 2003.
  • Oldboy de Chan-wook Park en 2004. Premio a la Mejor Película.
  • El laberinto del Fauno de Guillermo del Toro en 2006.
  • REC de Jaume Balagueró y Paco Plaza en 2007. Premio de la audiencia.
  • Moon de Duncan Jones Premio a Mejor Película.
  • Buried -Enterrado- de Rodrigo Cortés en 2010.
  • Arrival -La llegada- de Denis Villenueve en 2016.
  • Un monstruo viene a verme de Juan Antonio Bayona en 2016.
  • La forma del agua de Guillermo del Toro en 2017.