turismo sostenible

Vivimos tiempos de cambio. El consumo responsable ha venido para quedarse, también en el mundo del ocio y de los viajes. Ahora, los turistas buscan algo más que confort y lujo en un entorno bonito para sus vacaciones. La sostenibilidad se ha convertido en parte fundamental de su filosofía en el día a día y, en consecuencia, también durante sus escapadas.

¿Pero qué convierte a un turista normal en un turista sostenible? Ser consciente de que nuestra presencia tiene un impacto en el entorno, positivo o negativo, es el primer paso para convertirnos en un turista sostenible. ¡Pero no es el único! Elegir viajar con sostenibilidad significa preocuparse por la naturaleza y el medio ambiente, ayudar al consumo local o preocuparse por el reciclaje de los residuos de que se generan.

En Dolce Sitges queremos orientar a nuestros huéspedes sobre cómo  convertirse en viajeros sostenibles. Para ellos, hemos recopilado una serie de consejos en clave verde y local que, en la medida de lo posible, podrán aplicar durante sus vacaciones o escapadas. ¡Toma buena nota!

Consume local.

Comer en restaurantes de la zona en vez de en cadenas o tomar un refrigerio en la terraza de un pequeño bar es una acción sostenible muy fácil de incluir en nuestro día a día durante las vacaciones. Con ello, generamos puestos de trabajo y ayudamos muy positivamente a la economía local.

Esa misma mentalidad de consumo local la podemos adquirir cuando compramos souvenirs o recuerdos para la familia. Regalar productos locales como artesanía o alimentación tradicional es tan sostenible como delicioso. En cuanto a los servicios, intenta elegir primero los negocios autóctonos para que te guíen en tus excursión o te acompañen en las visitas culturales. Son una excelente alternativa de consumo sostenible.

 

Descubre la cultura de la zona.

Cuando visites una región, visita también sus museos, exposiciones y, en definitiva, las ofertas de ocio cultural que te ofrezca. Te garantizamos que será una experiencia enriquecedora. Además contribuirás a mantener el patrimonio e infraestructuras locales. ¡Convierte la cultura de proximidad en tu agenda de ocio!

cultura local

 

Usa los recursos con moderación.

No desperdiciar recursos o energía es un pequeño gesto que todos los que nos alojamos en un hotel podemos llevar a cabo fácilmente. Es fan sencillo como cerrar el grifo del baño cuando no lo uses, apagar las luces al salir o cerrar el aire acondicionado cuando hayas conseguido la temperatura adecuada en tu habitación. ¡El planeta te lo agradecerá!

 

Muévete de forma sostenible.

Siempre que tengas una alternativa de transporte local, colectiva o sostenible, elígela para desplazarte. Evita usar un vehículo privado para moverte durante las vacaciones y estas serán un poquito más sostenibles.
Y si te gusta pasear, anímate a recorrer cada centímetro de Sitges a buen paso. Descubrirás rincones sorprendentes que, a menudo, se escapan a los viajeros motorizados. ¡Más que recomendable!

Muévete de forma sostenible

 

Cuida los entornos naturales.

Poder visitar entornos verdes como el Parque Natural del Garraf es un privilegio. Sin embargo, debemos cuidarlo entre todos. Procura visitar estos espacios en grupos reducidos para no molestar a los animales y respeta siempre la biodiversidad y belleza del lugar. Los turistas somos sus mayores admiradores y, siendo sostenibles, también sus mayores protectores.

 

Reduce tu impacto.

Consumir productos durante las vacaciones es inevitable, y no es algo malo. Sin embargo, como turista sostenible debes generar la mínima cantidad de residuos posibles y procurar que estos se puedan reciclar. Intenta que los envases, embalajes y materiales que consumas sean biodegradables, de papel o de cartón. ¡Y llévalos siempre a un punto verde!

Reducir impacto